Boda de Soraya y Javi

05 de junio, 2016 - Bodas - Comentar -

Ha sido un fin de semana completo y agotador, pero sobre todo ha sido un fin de semana en el que he podido compartir un montón de momentos con dos parejas maravillosas que me han regalado instantes inolvidables con muchas sonrisas y también alguna lágrima...

 

Empezaremos con la boda del viernes, la de Soraya y Javi en un pequeño pueblo de la Mancha, Corral de Almaguer. Llegué al pueblo con tiempo, habíamos quedado a las 15:30 con Javi y aproveché antes para recorrer sus calles, ver un poco los alrededores y llenar el estomago para poder coger fuerzas para todas las horas que me esperaban por delante. 

Javi nos recibió puntual junto a Yango, el pequeño perro de la pareja, nada tímido y muy inquieto, tal vez porque se olía que era un día muy especial. Allí estaba también acompañado por sus padres, su hermano, su cuñada, sus pequeñas sobrinas y su abuela que le ayudaron a vestirse. Fue un domicilio sin contratiempos, aunque con un pequeño regalo con carta incluida de parte de Soraya que le entrego su hermano y que consiguió que las primeras lágrimas del día cayeran por sus mejillas a la vez que sonreía mientras leía la carta.

 

Tras dejar a Javi en casa con su familia en lo que serían sus últimas horas como soltero, fui directo a la casa rural donde se alojaba Soraya, la Casa Mendoza. Allí nos estaba esperando, ya maquillada y bastante tranquila por el momento. Hicimos primero las fotos de sus detalles y del vestido que había colocado en un maniquí en el que lucía explendido... aunque la verdadera belleza del vestido se pudo admirar cuando la novia abrió la puerta de la habitación tras habérselo puesto, sin duda puedo entender la cara que puso Javi un par de horas despues cuando la vio entrar hacia el altar. Antes de empezar a hacer algunas fotos a la novia llegó otra pequeña sorpresa, también en forma de carta y regalo, esta vez de Javi a Soraya y que de igual modo consiguió que una mezcla de sonrisas y lágrimas se dibujasen en el rostro de Soraya... el vello de punta.

 

Esta vez me tocó ir corriendo a la iglesia, pues Javi me había pedido expresamente que le hiciese la entrada junto a la madrina y no podía fallarle, así que me adelanté un poco y allí pude acompañarle mientras recibía a los primeros invitados. Aproximadamente media hora después, con Javi y el resto de invitados esperando en el interior de la iglesia llegó Soraya en su flamante escarabajo naranja descapotable, menuda reliquia!! Y bueno, lo que viene ahora ya os lo he contado antes, la cara que puso Javi al ver entrar a Soraya no se puede expresar con palabras... cuando la novia llego a altar junto a él no pudieron evitar fundirse en un sincero y cariñoso abrazo... llegó el momento de la verdad, ya no había vuelta atrás y ni falta que hacía. La ceremonia transcurrió tranquila, aderezadas con unas bonitas palabras de los hermanos de los novios, algo que se agradece en una ceremonia religiosa. Tras esta, los invitados salieron al exterior de la iglesia a esperar que los novios saliesen una vez terminasemos con las fotos de familia en el altar, la lluvia de arroz, confeti y pétalos les esperaba fuera y los invitados no escatimaron a la hora de lanzarlos, por suerte esta vez no recibí mucha artillería sobre mi =)

 

Una vez los invitados pusieron rumbo al restaurante para esperar en el cóctel a los novios, nosotros fuimos a las afueras del pueblo para hacer la sesión de fotos de los recien casados, aunque primero hicimos una pequeña parada en casa de Javi para hacerles una foto junto con el pequeño Yango. Mi idea e intención era meterles en un campo de amapolas inmenso que había al lado del pueblo, pero viendo la cantidad de bichillos que hay en la primavera, que el vestido de Soraya podría mancharse y de la caña que les metí en la nieve durante la pre-boda decidieron no fiarse mucho de mi... y normal! =) Pero tranquilos chicos... que en la post-boda vais a ver jejeje. Total, que finalmente fuimos a una ermita donde les hice algunas fotos sin entretenernos mucho para que pudiese disfrutar del cóctel con los suyos.

 

Y bueno, ya en la celebración poco más puedo contar, muchísimo cachondeo, celebración por todo lo alto con todos los amigos y familiares, muchas sorpresas de los novios con coreografía de entrada al salón incluida... y también de los amigos (pedazo de baile se marcaron una pareja de ellos). Pude también charlar un poco con Soraya y Jonny, a los que pude hacerles su boda hace un par de años y gracias a los cuales he podido también inmortalizar este día. Y luego la fiesta donde las copas y los bailes no paraban de correr... los dejé sin lugar a dudas en el mejor momento, solo con mencionar que Javi se despidió de mi con dos besos... así da gusto terminar una boda!! 

 

Bueno chicos, antes de que os vayáis de luna de miel os dejo el adelanto, espero que os guste porque a la vuelta tendréis muchas más fotos esperando. Disfrutad del viaje por Costa Rica que os lo merecéis! besos para los dos! jaja

Boda Soraya y Javi 01
Boda Soraya y Javi 02
Boda Soraya y Javi 03
Boda Soraya y Javi 04
Boda Soraya y Javi 05
Boda Soraya y Javi 06
Boda Soraya y Javi 07
Boda Soraya y Javi 08
Boda Soraya y Javi 09
Boda Soraya y Javi 10
Boda Soraya y Javi 11
Boda Soraya y Javi 12
Boda Soraya y Javi 13
Boda Soraya y Javi 14
Boda Soraya y Javi 15
Boda Soraya y Javi 16
Boda Soraya y Javi 17
Boda Soraya y Javi 18
Boda Soraya y Javi 19
Boda Soraya y Javi 20
Boda Soraya y Javi 21
Boda Soraya y Javi 22
Boda Soraya y Javi 23
Boda Soraya y Javi 24
Boda Soraya y Javi 25
Boda Soraya y Javi 26

Últimas entradas

Categorías