Boda en Finca Prados Riveros - Eva y Raul

23 de enero, 2019 - Bodas - Comentar -

Tras un comienzo de invierno algo soleado, parece que por fin empiezan a llegar las primeras nevadas de la temporada, espero que duren unas cuantas semanas que nos hace falta mucha nieve para las sesiones!

 

Hoy os dejo la que fue la última boda de la temporada 2018, una boda con la que pudimos poner la guinda al pastel de un año intenso e inolvidable, y además una boda donde pude encontrarme con un montón de conocidos de mi pueblo y de mi instituto... ufff parece mentira que hayan pasado unos 15 años desde entonces! Y si, os estoy hablando de la boda de Eva y Raul, de los que pudisteis ver hace algo más de un mes su sesión de preboda.

Pero vayamos por partes... 22 de diciembre, finca Prados Riveros en Rascafría, hace un día espléndido de sol, perfecto para celebrar la boda al aire libre. Llego temprano para empezar con los preparativos de Raul, los niños de San Ildefonso deben estar a punto de empezar a cantar los números de la lotería si es que no han empezado ya, me encuentro con un ambiente muy familiar en la casa, algunos aun están desayunando y todavía no parece haber nervios. Eva se está empezando a peinar en su cuarto, mientras Raul esperaba mi llegada y no tardamos en empezar con sus detalles y sus fotos vistiéndose, rodeado en todo momento por su familia. Tras terminar salimos al exterior para hacer algunas fotos en los alrededores de la finca, aun es pronto y a pesar del sol hace algo de frío fuera.
Ahora es el turno de Eva, quien se encuentra en las manos de Aida, de Belle Poupée, con los últimos retoques del maquillaje, la acompaña también su abuela que no quiere perderse ni un solo momento de la boda de su nieta, y eso que aun nos quedaban cientos de ellos por vivir! Empiezan a llegar los invitados, me encuentro con caras conocidas en el salón de la casa, Alber, Natalia, Irene, Sara, Pardo, Tito.. y todavía quedaban muchos más por venir. Poco a poco la gente va saliendo hacia el lugar de la ceremonia mientras Eva termina de ponerse el vestido y prepararse acompañada por su familia, ya se empiezan a notar un poco los nervios, pero son nervios de felicidad, de tener la certeza de que va a ser uno de los días más felices de tu vida y del deseo de querer vivirlo y disfrutarlo al máximo, ¿quién no tendría algo de nervios ante esa perspectiva?

Y por fin llegó la hora, dejo a Eva con su padre mientras me dirijo al lugar de la ceremonia, el cual me encuentro decorado con mucho mimo y detalle, está precioso. Todo está listo, Raul llega acompañado de su madre muy emocionado sin poder reprimir las lágrimas... y os podéis imaginar el subidón que debió sentir al ver llegar a Eva del brazo de su padre, un momento del cual estoy seguro que se le quedó grabado para siempre en la retina. Ya con los dos juntos dio comienzo una ceremonia muy emotiva, llena (pero LLENA) de lágrimas causadas por la emoción del momento, los sentimientos se palpaban en el aire y pude ver como la pareja estaba totalmente arropada por los suyos. Las palabras de sus amigos que les hicieron reír y emocionarse aun más si cabe fueron solo el comienzo, luego llegó el intercambio de las alianzas y el rito de la vela para simbolizar su unión, sin olvidarnos de un montón de familiares y amigos que aportaron sus lazos llenos de deseos para atar con ellos las manos de los novios (casi lo consiguen literalmente jeje), y por último con las palabras que se quisieron dedica el uno al otro.
Ya estaba todo listo para recibir a los novios en el pasillo de confeti y pompas de jabón cuando de repente otro sorpresón en forma de coreografía que tenían preparados un montón de amigos para ellos... no hay mejor forma que celebrar la reciente unión de la pareja que bailando, y lo que quedaba todavía!! 
Ahora ya si, terminado el baile hicieron el pasillo tras el cual les esperaban un montón de abrazos y felicitaciones.

En cuanto pude los secuestré para llevármelos un ratillo de fotos, el día estaba precioso y la finca era súper bonita, y aunque teníamos la postboda había que aprovechar un poquito esos exteriores tan bonitos pero intentando quitarles el mínimo tiempo de cóctel posible para que pudiesen disfrutarlo bien.

Ya en el cóctel tocaba relajarse un poco, unas fotitos de ambiente antes de comenzar con las fotos de grupo, que al final fueron totalmente improvisadas y sin presiones para los novios, incluso pudimos hacer alguna más desenfadada con sus amigos y sin faltar un buen par de manteos!! 
La gente comenzó a pasar al salón donde se celebraría el banquete, ya con todos sentados llegó la esperada entrada de Eva y Raul que lo hicieron por todo lo alto, el banquete al igual que el resto de la boda emanaban ese ambiente familiar con el que me encontré nada más llegar, todos juntos en mesas grandes y con los novios sentados en una de ellas... ah!! y se me había olvidado comentaros otro punto súper original de la boda, y es que los novios habían preparado unas camisetas diseñadas por una de sus amigas, Beatriz, para todos los invitados, estaba "prohibido" ir de traje a la boda! Anda que si se me olvida y los que no fuisteis a la boda veis las fotos estoy seguro de que os hubieseis preguntado el porque!

Tras la deliciosa comida dimos por comenzada la sobremesa, con un montón de sorpresas y algunos momentos muy emotivos que de nuevo hicieron que Eva se emocionase con sus padres, tíos y abuela. El ambiente estaba animadísimo y estaba a punto de comenzar la fiesta... pero antes quedaba el gran concurso!! con una cestaca de Navidad en juego que solo uno de los invitados podría llevarse! Para ello 2 grupos de 8 personas cada uno y 4 pruebas, y aunque fueron todas muy divertidas, yo con la que me reí un montón fue con la prueba de la final, que consistía en ponerse una galleta de oreo en la frente y llevártela a la boca solo usando los músculos de la cara (yo aun tengo pendiente probarlo en casa jaja)! La final estuvo muy reñida entre Belén y Sara, y al final fue esta última quien se llevó la victoria y la cesta con su jamón incluido para casa.

Y ahora si que si, la fiesta dio comienzo y con ello los bailes y el desparrame! Tras un rato de fotos tocaba guardar la cámara y regresar a casa con un montón de fotos en la tarjeta, había sido un día muy intenso y a esas horas estaba ya muy cansado, pero sin duda no podía haber cerrado de mejor manera la temporada 2018!!

 

Bueno chicos, una vez más os doy las gracias por todo! como ya os he dicho, fue una boda súper original y sin duda hicisteis de ella lo que teníais en mente con ese ambiente familiar que os define a la perfección. Me lo pasé en grande de principio hasta el final! Espero que os gusten estas primeras fotos porque hay unas cuantas de cientos más esperando... y nosotros nos vemos el domingo, un abrazo fuerte para todos!

Ver anterior Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías